vrijdag 18 januari 2008

Hola Maria

Llena eres de gracia, el señor es contigo...Pues que nos van a cambiar la letra del Ave María como en su día hicieron con el Padrenuestro! La verdad es que me fastidia muchísimo, porque desde que yo hice el catecismo nos lo han cambiado casi todo y una no tiene más que pensar que la Iglesia está llena -además de curas y obispos impresentables- de muchísimas mentiras.

Cuando cambiaron el Padrenuestro dejé de rezar. No que antes lo hiciera mucho, pero bueno, de cuando en cuando alguno caía. Sin embargo la nueva letra me llegó entrada en edad y ya se sabe que uno aprende mejor de niño. De manera que se me trababa la lengua y una ya no sabía si se dedía deudores u ofensores, ofensas o deudas. Cuando iba a misa y llegaba el Padrenuestro me ponía nerviosa porque ya ni siquiera podía hacer playback, ya que se notaba mucho que no tenía ni idea del nuevo texto y las beatas me ponían muy mala cara, así que tomé cartas en el asunto y dejé de ir a misa.

Dicen que ahora la Iglesia está pensando en cambiar el texto del Ave María según las indicaciones de un doctorado linguista que afirma que no se puede decir eso de "Dios te salve, María". Parece ser que María no necesita ser salvada, porque es pura y virginal. La Iglesia dice que es una mala traducción pero que salve aquí se utiliza no en el sentido del verbo salvar, sino como saludo. Entonces el linguista dice que hay que hablar con propiedad y actualizar el lenguaje y decir simplemente: Hola María. Luego trendrán que actualizar toda la letra: "Hola Maria, eres guapa y agraciada, eres lo más de lo más entre todas las demás...".

Yo creo que la Iglesia, si decide ponerse manos a la obra para cambiar el texto de la segunda oración más conocida por lo católicos, debería, ya puestos, revisar toda la Biblia. Porque en los últimos años nos hemos tenido que enfrentar a muchos cambios a parte de los puramente textuales. Resulta que María Magdalena no era una prostituta, sino la mano derecha de Jesús, su señora y posiblemente "madre de su hijo", y si no que se lo pregunten a Brown. El descubrimiento de los testamentos de Judas dejan al descubierto que el pobre hombre, que ha pasado a la historia como el hijoputa que vendió a Jesús, era el más colega de todos y tenía apañado todo el invento porque el Mesías quería ser prendido y morir en la cruz como parte de su plan para la salvación eterna. Los textos agnósticos nos dibujan a un Jesús que se parece más a Bin Laden que al hippy crucificado de ojos azules y melena rubia al que estamos acostumbrados. La sábana que envolvió el cuerpo del Santísimo data sin embargo del Renacimiento como mucho y seguramente haya sido una broma graciosa del ingenioso Leonardo Da Vinci.

Y si todo esto fuera poco, de manera oficial la Iglesia anuncia el año pasado que se habían equivocado y que no existe el limbo. Y digo yo, cómo pueden estar tan seguros de que ahora no existe cómo lo estaban antes de que existía? Es que han mandado en misión celestial a un obispo y éste ha descubierto que el limbo no estaba al fondo a la derecha como se pensaba, sino que nunca había sido construido? Y qué hacemos ahora con la tan usada frase castellana "estar en el limbo"? Y de todos modos, cuántos católicos saben a ciencia cierta que es o qué era el limbo?

Lo dicho, menos mal que yo ya no voy a misa y aunque sigo creyendo en muchas cosas, he dejado de hacerlo en la casa de Dios, porque el Jesucristo histórico decía que cada uno en su casa y Dios en la de todos...o era mi abuela la que decía esto? No me acuerdo, y de todas maneras, qué mas da, la historia cambia tan rápido...

1 opmerking:

ale zei

Lo confieso, a mi también se me traba la lengua con el Padre Nuestro ese nuevo. A estas edades cualquiera se aprende un himno tachú, tachún nuevo.