woensdag 5 november 2008

Día dos (Detox Otoñal)

Después de la resaca informativa de las elecciones yankies, una sigue con su fase de desintoxicación. Ayer no fué nada mal, al fin y al cabo una vez superadas las tentaciones, cené un arroz integral con zanahoria hervida que me supo a gloria. Lo cierto es que pasé muy buena noche dejando a parte que aún no puedo respirar bien (sigo en fase gripe) y me dolía bastante la garganta. Esta mañana ha comenzado bien, despertándome a las 6 con la noticia bomba del día (aunque yo me lo esperaba), y siguiendo la racha de buenas nuevas cuando al subirme a la temida báscula ésta marcaba 500gr menos que ayer!!!. En fin, que mis toxinas se van y también algún gramejo que otro. No me hago demasiadas ilusiones porque a estas alturas sólamente son líquidos, pero dentro de unos días mi cuerpo tendrá que comenzar a quemar grasa de la despensa, porque lo que es grasa exterior no está recibiendo ni una, y entonces....entonces comenzarán a caer los kilos en masa...jejeje...si es que llego a esa fase claro está, que soy buenísima haciendo cuentos de la lechera.

El día dos por tanto ha comenzado con buenos ánimos. A media mañana comenzó a situarse en la parte derecha de la cabeza un dolor agudo que aún continúa, lo que significa que no estoy bebiendo demasiado. Llevo como casi un litro de zumo depurativo y un poco más de medio litro de caldo de verduras, además de una taza de té. Tengo que beber más porque necesito al menos 3 litros para eliminar bien las toxinas. Sólido tan sólo he comido una ensalada de frutas (piña, manzana, pera y mango). Esta noche tengo más caldo de verduras (apio, zanahoria, ajo puerro y cebolla) y un poco de arroz integral.

Estoy bastante animada y de momento no tengo ninguna tentación insalvable, claro que mañana me toca ir a hacer farolillos para San Martín al colegio de la nena y me ha dicho la profe que tendrán café y bollitos para los padres. Yo le he preguntado si a mi no me pueden agradecer la colaboración con un caldo de cebolla y una zanahoria y se me ha quedado mirando con cara rara. Tendré que llevar mi termo cargado de floritos y una bolsina con fruta pa quitar el risiu del dulce, como dicen en mi tierra. El viernes otro tanto de lo mismo. Me han alistado "voluntaria" para ir a fabricar en masa topos de fieltro para la decoración otoñal del centro. Yo seguramente casi que me los voy a comer porque estaré en día 4 y si llego la fiesta dentro de mis tripas tiene que ser la repanocha. Y para rematar el asunto, el lunes por la tarde, la fiesta del otoño, con vino caliente (para los padres, se entiende) y tartas de manzana y nueces alrededor de las hogueras que calienten las frías noches de noviembre. Pues otra vez tendrá que ir esta menda con el tuper y el termo, mientras los demás se ponen ciegos a vino y azúcar.

Dicen que esta es la mejor época para hacer una dieta de desintoxicación, pero lo cierto es que en estas fechas se celebran muchas fiestas en Holanda. San Martin (11 de noviembre), que es una especie de Halloween pero los niños no se disfrazan ni te amenazan ni nada como los yankies. Estos llevan unos farolillos colgados de un palo, y te cantan canciones a cambio de un dulce. Luego llega San Nicolás al país, en barco desde Madrid (los holandeses son así de enrevesados). Pero el tío llega el 20 de noviembre y se patea el país de arriba abajo con sus lacayos, negros como Obama, que te tiran galletitas de pimienta cada vez que te ven día sí y día también por la calle, las tiendas, los supermercados... Las galletas están riquísimas, muchas de ellas envuetas en chocolate. El 5 de diciembre San Nicolás deja los regalos a los niños holandeses y siempre tienes movidas en casa o con los amigos para cenar, para merendar, para cualquier cosa que tenga que ver con comida (normalmente dulce) y bebida. Y pasado San Nicolás comienzan las quedadas pre-Navidad....

En fin, menos mal que mi dieta está planeada para llegar a fin justo cuando el San Nicolás ponga pié en territorio nacional, que si no ya me veía comiendo las zanahorias de Américo, el caballo del Niko.

5 opmerkingen:

kiko zei

jajaja¡¡¡ te imagino soñando con donuts y susos rellenos toda la noche...

oye el nicolás esti q sale del manzanares, ho??

ye pa ir a velu salir, no sabes ho?

CAPTAIN JACK SPARROW zei

María...

a estas horas de la noche me acabo de abrir unas galletitas de caramelo italianas de esas del café, y una chocolatina 85% cacao para antes de irme a dormir.


¡ Que dura es la vida!

con lo que me apetecería ahora un caldito de verduras.

:)

maria zei

Cago en mi mantu Capi no me jodas!...Eres igual que Cruela... sólamente decirte que las galletitas de caramelo italianas y el chocolate a los hombres se les va acumulando en la tripa. El día que no te puedas ver los pies vienes a pedirme la receta del caldo...

Kiko, lo del Nicolás es un misterio por resolver. Deberíamos hacer un documental. Llevo años enchufada a los programas especiales que se ponen en la tele holandesa relatando la vida de San Nicolás en España las semanas previas al gran acontecimiento. Vive en un castillo que podría ser por similitud arquitectónica el edificio del Ejército del Aire cerca de Moncloa. Claro que luego sale al jardin y la vegetación y el tiempo podría ser cualquier sitio en Canarias. A veces se divisa el mar a lo lejos, claro que puede ser el Manzanares cogido desde un ángulo ancho y favorecedor...Un día que fuí a la cabalgata, me lo encontré de frente y se lo pregunté; "Oye, né, saliste del Manzanares?" Pero sonrió, me tiró una pepernootje (las galletitas) a la cara y se fué tan contento. El pasado año le pagamos para que viviera a casa a traerle los regalos a Laura. 30 Euros que cobra el tío por 10 minutos de su tiempo. Cuando Laura le dijo que su mamá era española como él, enrojeció de la verguenza, dió los regalos y se marchó...Esto es una farsa que tendremos que destapar algún día...

kiko zei

jajaja¡¡¡ Lapón facineroso¡¡¡

Anoniem zei

María, animo con el caldito. Tienes mucho mérito. Yo para bajar dos gramos he quitado un poco el pan y ya me siento famélica perdida.

En Telemadrid hay un programa que se titula "Madrileños por el mundo". Voy a decirles que entrevisten al San Nicolas ese. ¡Lo qué hace la imaginación! ¡Quién se lo iba a decir al Manzanares!

Mercedes