donderdag 2 oktober 2008

Pan Gu y el principio de la vida....

En el principio no había nada. Solo una inmensa negrura y un caos sin forma. Aquello era el universo. Un día, el caos encontró un cierto equilibrio y creo un huevo,

Y el Tao creó el uno...

una masa oval a la que daban forma el yin y el yang, la oscuridad y la luz, la materia y la energía, en constante movimiento.

Y el uno creó el dos...

El yin y el yang tras 18.000 años en movimiento caótico, encontraron también su equilibrio y formaron el Qi que era suficiente para dar vida a Pan Gu, que comenzó a crecer y crecer dentro del huevo.

Y el dos creó el tres...

Un día Pan Gu se hizo tan grande que rompió el huevo en dos. La yema y la materia, el yin, cayó hacia abajo y formó la tierra. Los organismos más puros del huevo y el yang, ascendieron hacia arriba y formaron el cielo. Aún así ambos lados seguían atrayéndose, así que Pan Gu se puso de pié entre tierra y cielo, de manera que los pies de Pan Gu estaban sobre la tierra y el cielo justo encima de su cabeza y la fuerza de su cuerpo mantenía a los dos separados. Pan Gu comenzó a crecer, unos tres metros al día. La tierra se extendía también tres metros más al día y el cielo se elevaba en la misma proporción. Después de 18.000 años, Pan Gu que se había convertido en un gigante tremendo, se sentía cansado y viejo. Se tumbó sobre la tierra para nunca más volver a levantarse y su último aliento se convirtió en viento; su último suspiro en trueno; su ojo izquierdo creó el sol y su ojo derecho formó la luna; su cuerpo formó las montañas del mundo y su sangre se convirtió en ríos y lagos; sus músculos en tierras fértiles; de sus cabellos nacieron las estrellas y la vía láctea; del pelo de su cuerpo surgieron bosques y selvas; sus huesos se disolvieron creando preciados minerales; su médula espinal se convirtió en diamantes; su sudor en lluvia y las pulgas escondidas en el vello de su cuerpo, saltaron a la tierra y se convirtieron en peces y otros animales. Pan Gu desapareció para siempre pero en la tierra queda su esencia, el Qi del principio de los tiempos y el yin y el yang que mueven todas las cosas.

Y el tres creó todas las cosas...



Me gusta mucho esta leyenda china de cómo surgió la vida porque apunta además a una concepción matemática del mundo, algo que hemos comenzado a asumir en los últimos tiempos como cierto. Ya en algunos pasajes bíblicos se apunta a la numerología como clave de la creación. Quizás nos resumamos a eso, unos cuantos números barajados al azar, o no, que consiguieron crear el mundo. Al final todo se reduce a 1.

La creación del hombre ha dado lugar también a muchas otras leyendas. Los puristas prefieren pensar que el hombre formó parte del reino animal y evolucionó dentro de él. Otros hablan de la existencia de la diosa Nugu en la tierra que decidió crear al hombre con barro (similitudes de nuevo no sólo con la Biblia cristiana sino con las leyendas y creencias de los indios americanos (norte y sur). Los primeros hombres que creó con sus propias manos, moldeando cuidadosamente el barro, salieron perfectos. Pero Nuga se cansó pronto y al final prefirió un método de fabricación menos cuidadoso, tirando trozos de arcilla al aire que al caer formaban a hombres con muy pocas cualidades. Quizás descendámos de estos últimos y así nos luce el pelo a todos.

Lo que además aclara esta leyenda de Pan Gu es la famosa pregunta del millón de dólares: "qué fué antes, el huevo o la gallina?" Pues señores antes fué la nada, y el huevo fué el 1. Así que la gallina vino después de una pulga del vello corporal de Pan Gu. Aclarado este dilema universal, ayer me puse a contarle a mi hija, como hacen tradicionalmente los padres chinos, la historia de Pan Gu. Sorprendentemente pareció entenderlo todo a la perfección, con esta lógica aplastante de los niños. Sin embargo, cuando llegamos al tema de las pulgas, comenzó a ponerme pegas. Vale que salgamos de la nada, vale lo del huevo, vale lo del gigante Pan Gu, pero no me jodas que venimos de una pulga!. Quizás hay esté la clave de la pequeñez del ser humano dentro del universo. Venimos de una cosa tan pequeña y hemos llegado tan lejos...(?) Quizás ese afán de superarnos venga de ese complejo insconsciente de pequeñez.

5 opmerkingen:

Robert zei

Es curioso constatar las diferencias y similitudes en las cosmogonias de las diferentes culturas desde al principio fue el verbo de San Juan a este al principio fue el número de Pan Gu.. Tengo en casa un libro para niños que está muy bien: Así empezó todo 34 historias del origen del mundo de Jürg Shubiger. Muchas de esas historias son el germen de otras y muchas de las que conocemos son variantes de otras mas antiguas y etc.....
Muchas gracias por compartir esta historia tan bonita.

CAPTAIN JACK SPARROW zei

Que maravilla de post María...

tienes que pasarme la historia del Pan Gu al completo, y si no ya la buscaré por el internest...

No me perdonaría omitirle a mi hija esta historia tan linda de su cultura.

Besos.

maria zei

Robert, he de hacerme con ese libro para Laura, seguro que le encantará...

Capitán, esta historia forma parte de otras muchas sobre la filosofía china y la medicina de uno de mis libros de texto: who can ride the dragon? - Zhang Yu Huan & Ken Rose. Está en inglés y es un libro muy interesante. Aunque supongo que cualquier libro sobre mitología china comenzará con la historia de Pan Gu. Lo que cuenta uno de mis profesores de acupuntura que es chino, es que esta historia es una de las primeras que los padres chinos cuentan a sus hijos, cumpliendo con la tradición milenaria de cómo ha llegado la historia de la creación del mundo hasta nuestros días: el boca a boca.

Robert zei

...un dia de estos voy a empezar a leer Viaje al Oeste las aventuras del Rey MOno de Cheng Wu

pharmacy zei

Que blog tan interesante. debo decir que en un inicio pense que seria una perdida de tiempo, pero despues de leer tus post quede impactado con la calidad de los mismos. Solo espero que con el paso del tiempo sigas manteniendo la misma calidad, y sobretodo la misma pasion a la hora de escribir.